domingo, 1 de diciembre de 2013

TRABAJOS 5º Y 6º ALCUBLAS: ATENCIÓN EDUCATIVA

Los alumnos escriben textos breves con díalogos, entre personajes curiosos...

ROCKIE, LA ROCA Y BMO, EL MÓVIL: 

Esther y Hugo


              

Un día, en un bosque de las afueras había un hombre recogiendo setas. Cuando ya era la hora de irse, se le cayó el móvil al lado de una roca.
La roca se fijo en el móvil, y le dijo:
-¿Estás bien?
El móvil confuso dijo:
-¿Quién me habla?
-Soy yo, Rockie la roca.
-¿Una roca que habla?
-¡Oye no te metas conmigo! –dijo enfadada.
-¡No quería ofenderte! Yo soy Bmo el móvil.
-¿Y cómo has llegado hasta aquí?
-Yo iba con mi dueño Manolo, cuando me caí del bolsillo.
-¡Que desgracia! Seguro que ahora mismo te estará buscando.
-No sé yo, ¡en estos momentos hay móviles mucho mejores que yo!
-¿Pero qué marca de móvil eres tú?
-Soy un Sony Ericsson, yo, comparado con el Sony Xperia Z ¡No soy nada!
-Tú tranquilo, aunque se compre un móvil mejor que tu, nunca será igual. Encima tú tienes cosas que igual otros móviles no tienen.
-¿Cómo qué?
-Pues las fotos que se hizo, los videos, los contactos…Todas esas cosas y más nunca las tendrá igual.
-En eso tienes razón, aunque haya móviles mejores que yo, nunca serán iguales que yo.
-Pues claro.
-Gracias a ti, ahora estoy más tranquilo, porque aunque mi dueño no me encuentre, por lo menos sé que soy único.

 Así es como acaba la historia de Rockie y Bmo, diciéndonos que cada
persona, animal o cosa, somos únicos.

                                                                       FIN 

NORIS HB Y ROMPETIZAS: 

Javier y Mireia



                        


Hace muchos años en el colegio de Alcublas, había un profesor muy despistado.

El último día de colegio antes de las vacaciones, se dejó el lápiz encima de la pizarra y las tizas se las metió en el estuche.

Un día la pizarra se despertó de su profundo sueño, ¡Alguien le estaba haciendo cosquillas! Y la pizarra dijo muy enfadada:
- ¿Quién se atreve a despertarme en mis vacaciones? ¡Quiero descansar!
-Y el lápiz le contestó tímidamente:
-Soy yo y mi nombre es Noris HB, Alfonso me ha olvidado en el colegio.
Y la pizarra le contesta con gran sabiduría:
-No, si ya lo sé, ese Alfonso es muy despistado.
Y Noris contestó:
-Es muy despistado, pero juega muy bien a ajedrez, ping-pong, dominó…
-Y la pizarra añadió:
-Bueno, ahora que me acuerdo, mi  nombre es Rompetizas.
Y Noris contestó:
-Rompetizas, bonito nombre.


Dos horas más tarde, el profesor llegó y Noris se escondió para que no se lo llevara, pues con Rompetizas se lo estaba pasando muy bien. El profesor al ver que no estaba cerró los pestillos y se fue. Noris y Rompetizas, se quedaron más tranquilos.

Noris al ver que Rompetizas se dormía le iba haciendo cosquillas. Rompetizas se durmió y al poco rato se durmió también Noris. Estuvieron durmiendo desde el veintidós de junio hasta el siete de septiembre y dijeron los dos en coro y gritando:
-¡Sólo nos quedan dos días de vacaciones, que vamos a hacer!


En eso que se pusieron a leer un libro y vieron entrar niños, el profesor iba el último y cuando entró se llevó a Noris y le dijo a Rompetizas que con lo despiste que era Alfonso, se volverían a  ver alguna vez.

                                                                       FIN

PLUTO Y EL ORDENADOR PARLANCHÍN: 

Aarón y Daiana





Había una vez un perro llamado Pluto al que le gustaba mucho jugar en el ordenador de su dueño.

Pluto era un perro de raza Doberman con siete años de edad ,era muy juguetón y también sabía hablar .

Un día su dueño llamado Pablo , lo vió hablando .Pablo se quedó boquiabierto y decidieron que no se lo contarían a nadie.

Al día siguiente Pluto iba a jugar con el ordenador con un vaso de leche en la pata ,Pluto se tropezó y el vaso de leche se cayó en el ordenador .La pantalla se encedió y salió una voz que decía :
-Hola , ¿hay alguien ahí ?
-Sí,estoy yo-dijo Pluto
-¿Cómo te llamas?-dijo el ordenador
-Me llamo Pluto ,¿y tu?
-Yo me llamo “El Ordenador Parlanchín”
-¿Quieres que seamos amigos para siempre?-preguntó Pluto.
-Vale -dijo el ordenador.
-A mí me gustan los helados de chocolate -dijo Pluto.
-A mí no me gustan los helados ,pero me gustan los sandwiches.

Pasaron las horas hablando sobre que les gustaba hacer.

Por la noche el ordenador dijo que se tenía que ir porque tenía que trabajar como ordenador .Subió a la mesa ,se puso en su sitio y se apagó , pero Pluto no se puso triste porque sabía que tendría muchos amigos más , muy pronto.

FIN

EL GUSANO Y LA PALMERA:

 Begoña y Nerea